lunes, julio 17, 2006

Isla ( I )

¡Qué cojones! Para mi el verano comenzó cuando no se quién me invitó a su casa de la costa…

Drogas de diseño, mujeres de diseño, muebles de diseño y escritores de diseño. Aunque todos estábamos borrachos y rotundamente drogados, todos me miraban raro. No escribía ni trabaja con Apple, ni bebía cócteles de colores. Escribo en un PC de mierda y bebo wiskie. A todo esto, no tengo un peluquero/a oficial ni patrocinador de calzoncillos y… ¡qué pena! De tangas tampoco.
Ellos y ellas son hombres y mujeres anunciados con bolígrafos gentileza de Monteblanco o ropa interior de encaje (detalle que me derrite) de Chochirel.

Algo bueno de la literatura es que unas hojas impresas me ponen en su misma situación por mucho que a algunos les pueda ofender. Os pido desde mi humilde escritorio mil perdones: escritores de masas, escritores de rocas, escritores de sentimientos plastificados, de marketing editorial… grandes escritores.

Pero, ¡que coño! Todo parece mejor en una hamaca al lado de una piscina que en la noche desprende distintos colores que iluminan todo el jardín y parte de la casa.

Y allí en el balcón principal frente a la piscina una pareja cambia de postura, cambia de color, cada cuatro minutos y medio. Jugando a esconderse, a desparecer, a desperdiciarse entre la piel, entre el sudor caliente y salado.

Y en la hamaca yo, con un vaso de wiskie caliente, casi tanto como mi glande y a las cuatro de la mañana me acuerdo de ti, el calor sigue encabronado en molestarme, empujándome contra su asqueroso y ardiente aliento. Se engancha a mí como aquella que fue mi novia y no dejaba de abrazarme durante toda la noche, me agobiaba. O como aquella otra que no dejaba de agarrarme la polla, me acojonaba.

En esta linda borrachera pienso en ti, un triunfador. Tú no piensas que aunque seas un triunfador eres un triunfador cualquiera. Otro cualquiera, como millones de cualesquiera. Pero algún día, tal vez una noche tan calurosa como ésta o en alguna violenta borrachera te darás cuenta. La gente es cualquiera y cualquiera puedes ser tú.

Ya no te idolatrarán, tú buzón quedará desierto, ellas dejaran de follarte, eres otro cualquiera, otro triunfador cualquiera.

Mientras; en tu balcón, borracho y loco le chillarás a la ciudad que estará más oscura y más tenebrosa que nunca… una ciudad que te ignorará. No significas nada para ella, para nadie. Otro triunfador cualquiera. Te chillará la enorme ciudad en tu tembloroso oído: ¡Eres OTRO triunfador cualquiera! Y romperás la ventana o saltarás por el balcón.

Todos los que estábamos disfrutando de aquella noche éramos triunfadores cualesquiera. Viviendo nuestros respectivos momentos de triunfos, nuestros logros, incluso nuestra pequeña gloria, pequeña y cualquiera gloria que desaparecería en cualquier estantería de algunos de nuestros apartamentos de alquiler, o en algún rincón de sus mansiones.

Después yonkis de triunfo, de gloría y reconocimiento nos arrastraremos en una cola casi kilométrica hasta nuestros editores y mecenas demandándoles misericordia y recuerdo a las viejas glorias.

Dos tetudas se violan sutilmente en la piscina de colores. Entonces cuatro luces follan en la cama de la habitación del balcón.

Entonces tú te acercas tambaleante hasta mí y nada más verte unos enanos cabrones me hacen cosquillas en mis huevos, se esconden entre mis pelos, y sus pequeñas lenguas lamen las rugosas pieles de mis cojones. No he encontrado definición mejor de Amor.

Te sientas delicadamente a mis pies.

- Perdona… ¿eres puta?

- ¿Cómo?...

- Pues eso… ¿eres puta? Es que se me da muy mal ligar…

- Ya… ¿Tú ves que esto sea un puticlub?

- ¿Y qué no lo es?

- Ya…

- Verás… Yo sólo quiero que nos follemos y que cambiemos de color cada cuatro minuto y medio… Será tan bonito como las películas de Disney… ¡O mejor! Como un musical ¡En blanco y negro! Entrará toda esta gente y se pondrá a bailar alrededor de la cama, nadie se equivocará de paso y todos estarán riéndose y contentos mientras que nosotros follamos y bailamos en la cama que da vueltas sobre si misma, todos reímos…

- A mi una noche las tazas de la cocina me hablaron…-Interrumpió ella.-

- Cásate conmigo… Ahora soy un triunfador…

- ¿Eres escritor?

- Algo parecido…

- ¿Picha corta y borracho?

- El mismo… pero gordita y muy borracho…

- Hay unos cuántos igual que tú por aquí…

- Yo me dejo mear…

- ¿Por lo civil?

- ¡Cómo no!

Nos agarrábamos violentamente de la mano y desaparecimos entre cualesquiera.

…es una de las pocas noches de verano que puedo recordar desde que llegué a esta isla.

3 Comments:

Anonymous Cualkier Verio said...

En esa hamaca, con ese pivon, con esa gente, y aun asi......un cualkiera.

siendo escritor, siendo un triunfador, siendo H_R que descansa en el paraiso......siendo un cualkiera.

Cualquier cosa no nos hace ser mas que el resto, siempre abran miles de millones en la misma situacion que tú, no importa el grado social, grado economico, de inteligencia o de cantidad de semen que nos alberga el cojon izkierdo. en todo lo que destakes habran millones de cualkieras con quien compartir logros.
(e aqui, la reflexion que he podido extraer del texto).

Por otro lado, reflejar esa idea en ese gran marco de alcohol, mujeres y nihilismo, bañada en el frescor de una brisa marina y de la presencia de una piscina (y mas a estas alturas de verano) es algo que no cualkiera puede conseguir expresar de tal forma.

-¿Crees que a él le importará? - No te preocupes es nihilista (Big Lewobsky)

6:23 p. m.  
Anonymous Cualkier Verio said...

En esa hamaca, con ese pivon, con esa gente, y aun asi......un cualkiera.

siendo escritor, siendo un triunfador, siendo H_R que descansa en el paraiso......siendo un cualkiera.

Cualquier cosa no nos hace ser mas que el resto, siempre abran miles de millones en la misma situacion que tú, no importa el grado social, grado economico, de inteligencia o de cantidad de semen que nos alberga el cojon izkierdo. en todo lo que destakes habran millones de cualkieras con quien compartir logros.
(e aqui, la reflexion que he podido extraer del texto).

Por otro lado, reflejar esa idea en ese gran marco de alcohol, mujeres y nihilismo, bañada en el frescor de una brisa marina y de la presencia de una piscina (y mas a estas alturas de verano) es algo que no cualkiera puede conseguir expresar de tal forma.

-¿Crees que a él le importará? - No te preocupes es nihilista (Big Lewobsky)

6:23 p. m.  
Anonymous Hombre_Ratón said...

Verioso;

Como siempre acertada reflexión. El punto que quería hacer notar, siempre estamos luchando contra los demás y contra nosotros mismos para llegar a ser más rico, más famoso, más importante, más ligón, más gilipollas (esto lo conseguimos muchísimos...) y cuándo estás en ese estado que tanto trabajo te ha costado, levantas la cabeza miras a tu alrededor y ves a mucha gente igual que tú.
Pero en cambio, no creo que los logros se compartan, sino la sociedad seria diferente y con una idea de "solidaridad del triunfo" ,si es que se puede llamar así, el triunfo de un individuo sería el triunfo de su grupo; pero esto no sucede. Egoismo.

Hasta ahora no había pensando en un H_R nihilista, pero por lo que voy leyendo y sabiendo de él cada día apuesto más fuerte por ver a H_R en calzoncillos y con una camiseta dónde ponga:

SOY NIHILISTA
ELLA TAMBIÉN
!
!
!
V

11:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home