lunes, mayo 08, 2006

El juego

De verdad desaparecemos al morir? Y si no lo hiciéramos?

Se trataba de una especie de juego post-muerte. Supongo que hay que vivirlo, o mejor dicho morir y vivirlo, para poder entenderlo.

- Donde estoy? Todos aquí hemos muerto. Estamos juntos en una habitación de apartamento de la cual no podemos escapar. Pero estamos vivos. Como he muerto? Ya me acuerdo. Fui arrollado por un tren. Pensaba que moriría arto de vivir pero...

Por lo que hablaron, ella se había cortado las venas. Los otros dos eran matones los cuales habían sido asesinados. Y el otro chico, ‘el otro’ era diferente, estaba muy tranquilo y seguro de sí mismo, como si llevara ahí toda la vida. Lo único que dijo es que si lograban pasar la prueba de esta noche volverían a casa, como faxes, y cuando llegaran a 100 puntos de juego regresarían a su vida normal. Como si nada hubiese pasado. Aunque la memoria no se borraría.

También había un perro en la habitación. Al principio cuando apareció la chica, el perro empezó a mirarla y a mover el rabo de lado a lado, fue tras ella y le empezó a lamer las piernas, cada vez más arriba, hasta que la chica cayó al suelo empujada por el perro, entonces el perro empezó a lamerle las profundidades de la corta falda que llevaba, y ella no hacía más que retorcerse y gemir. La gente no podía parar de reírse. Él le quitó el perro de encima y la ayudó a incorporarse. No estaba para cachondeos.
Había una especie de pistolas y unos trajes negros fabricados de un extraño material. Una pistola y un traje por cabeza. El traje estaba hecho a medida para cada uno. Esto era la única defensa que tenían los participantes, a parte de su propia habilidad.

Volvieron. Consiguieron superar la prueba de una hora de duración, y regresaron a casa. Todos menos los dos matones que fueron asesinados por culpa de su falta de cooperación y humanidad. El perro también regresó ileso. Su gran instinto y olfato le ayudaron para esconderse y mantenerse seguro hasta el fin de la prueba, pero no sumaba puntos de juego.

La prueba o el juego consistía en eliminar a una especie de seres vivos dañinos para la raza humana, pero que el ojo humano ‘vivo’ no puede apreciar, en cambio, los efectos hacia lo material si los sufrían. Así pues, a la vez de destruían a los seres, tenían que tener cuidado de no matar a ningún humano ‘vivo’ o les restarían puntos.

Salieron de allí con vida. Pero eran como copias de su antigua persona, o como dijo ‘el otro’, como faxes. Sabiendo que les volverían a convocar para jugar de nuevo.

- Vuelvo ha estar vivo y vuelvo a ser libre! Es que he muerto alguna vez? Es imposible ser arrollado por un tren y sobrevivir.

Una vez en la calle, acompañó a la chica a su casa. El teléfono empezó a sonar y ella lo cogió.

- Estás ahí!? …Tu hermana! Ha aparecido en la bañera…

La mujer no paraba de llorar y chillar.

-Está en el hospital! Estaba muerta pero han conseguido reanimarla! No me quieren decir nada más! Tienes que venir enseguida!
- Ella se quedó paralizada. Y se hizo un enorme silencio.
- Hija? Estás ahí!? ...No eres tu verdad!? …Quien anda ahí!?

Ella colgó el teléfono y se hecho ha llorar. Le contó que si estaba viva en el hospital como podía ser... Por suerte su hermana no estaba en casa en ese momento.

Él la invitó a quedarse en su casa. Vivía y vive solo, no muy lejos de la suya. Así podría ver a su otra ‘yo’ cuando quisiera.

Mientras seguían con sus vidas y pensaban cuando les volverían a convocar, su relación se fue haciendo más fuerte y su atracción más intensa. Se enamoraron. No paraban de follar, día y noche, como si su tiempo juntos estuviese cronometrado.
Todo iba muy bien hasta que les volvió a convocar. Sucedió de la misma forma y les llevó al mismo sitio. Eran los mismos individuos que habían sobrevivido la última vez y algunos nuevos. Dos enfermos mentales con ansia de matar vagabundos y ancianos, y una chica algo mayor que la ‘suya’, pero que aún estaba más buena.

Esa vez también volvieron los dos sanos y salvos a la casa de él. La chica nueva también sobrevivió. Pero los dos enfermos mentales y ‘el otro’ murieron jugando. Los mató el ansia de llegar a los 100 puntos.

Esta vez, la vida que llevaron fue igual a la anterior.

- Eres la chica de mi vida, y ni yo mismo me creo como te he conocido.
- Lo mismo te digo amor.

Los volvieron a convocar. Entre juego y juego había siempre el mismo espacio de tiempo, 7 días.

Esa vez, como las demás, había gente nueva. También volvía ha estar la chica de la ultima vez. Y como en todas las anteriores, el perro, que daba la sensación que se quedaría a vivir allí para siempre. Pero ésta no acabaría igual a las otras veces.

Todos murieron. El perro murió. Ella también murió. Todos menos él. Fue escalofriante y agónico. Una auténtica sangría. Trauma sobre trauma. Pesadilla sobre pesadilla. Aquel juego fue muy duro, diferente al resto, y con el doble de duración que las otras veces.

Había llegado a los 100 puntos. Sería libre para el resto de su vida. Pero eso era una gran ironía. La cual sigue viviendo día tras día. Volvió a nacer pero en una pesadilla constante para el resto de sus días. Dejó de ser un fax entre juego y juego, para no haber muerto nunca.

Iba hacia su casa, esta vez sólo, cuando se cruzó con ella. Se la quedó mirando y pareció pasar el instante más largo de su vida. Pero no se pudo contener. Empezó a explicarle y a preguntarle.

- Cómo sabes mi nombre? Y como sabes todo eso de mí!? Eres un acosador!? Si sigues llamaré a la policía.
- Pero si yo te quiero! Y tu me quieres! Créeme! Dijimos que éramos el uno para el otro!

Solo consiguió una denuncia y ver a la chica de su vida como nunca la había visto antes, sino todo lo contrario. La pesadilla de su sueño acababa de empezar. Se estaba volviendo loco, a decir verdad, creo que se ha quedado tocado para siempre pero yo le ayudaré todo lo que pueda.
Yo como amigo de mi amigo, me creo la historia que me cuenta día tras día, y por eso le ayudo a superarlo ya que, nadie más que yo le creería jamás.

A veces pienso que es mejor desaparecer del todo y para siempre una vez mueres. Él lo hubiese deseado.

3 Comments:

Anonymous Nota said...

Bien, tengo que admitir que la idea general del escrito está basada en el anime de Gantz y no es mia. Ojalá. Aunque se me ocurrirá una en breve..

Por cierto, es una serie manga de 26 capitulos que recomiendo muchísimo.

Yo solo he cojido la idea y la he plasmado en palabras, eliminando mucho contenido, detalles, e ironía.

Es un manga que aun no ha acabado, ni siquiera acaba en el anime, pero si que la cuentan desde el principio y es una historia de lo más original y que hace pensar mucho.

Así que tomaroslo como un redactado resumen o un preliminar de lo que es la serie y mirarosla que seguro que os gustará!

10:40 p. m.  
Anonymous ....! said...

Eisssss!

Ya me imaginaba yo que tu siguiente relato hablaría de este tema... la verdad me ha gustado más como te has expresado en este último.
A ver si nos vemos más y me enseñas personalmente esta nueva "vena artística" k tienes...!!!!

11:14 p. m.  
Anonymous Nota said...

...! No es nueva. Lo que pasa que yo soy muy...caja fuerte.
Nos vemos cuando usted quiera.

A! Digamos que el relato estaría contado por un amigo del perjudicado. Es decir, el protagonista de la historia, se lo contó a otra persona en este caso un amigo, él le creyó y así cuenta la história.

Lo digo por si alguien no se entera (culpa mia) o hay algun sitio donde patino (creo que no) XDD

11:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home